lunes, 10 de noviembre de 2014

Más vale prevenir...

Como habrán podido apreciar en los artículos publicados hasta la fecha, la gama de aplicaciones de M2M es prácticamente ilimitada.

Esta semana hablaremos de un uso relativamente simple de M2M que puede entregar importantes beneficios y sobre todo tranquilidad en una epoca del año en que muchas empresas necesitan máxima disponibilidad de sus servidores de datos y de comunicaciones.

La Navidad se acerca a pasos agigantados y con ella viene la ejecucion de millones de transacciones comerciales en linea. Esto significa que los servidores deben estar disponibles las 24 horas al día en el caso de Internet y un mínimo de 12 o más horas diarias en el caso de locales comerciales.



Estemos de acuerdo o no con que ese es el verdadero espíritu navideño, lo cierto es que mientras más se acerca la fecha, más apurada anda la gente en busca sus regalos. Todos corren y nadie tiene tiempo que perder, por lo que una tienda que se quede sin sistema informático solo por algunos minutos, perderá muchísimo dinero, ya que todas esas transacciones se irán a la tienda del lado.

Lo que hace mas critico aun el desafío es la amplia combinación de servidores que se necesita para completar una simple transacción comercial: uno o más servidores de la tienda, servidores externos de gestión de transacciones y uno o más servidores bancarios deben estar disponibles y operativos al mismo tiempo, para que se complete cada transacción.

Monitoreo y supervisión de los sistemas de información.


Con toda seguridad los sistemas de información críticos de una empresa de retail y de un banco son monitoreados permanentemente.

Los servicios web, las bases de datos, los procesos transaccionales y todos los sistemas son revisados una y otra vez para asegurarse que estén operando adecuadamente.

También los servidores y equipos de comunicaciones son monitoreados en busca de alertas o condiciones de riesgo. Sin embargo, todo eso es insuficiente.

Factores de riesgo en salas de servidores


Existen otros factores que pueden dejar fuera de servicio no solo uno, sino todos los servidores de una sala:
  • Falla de un equipo de acondicionamiento de aire. 
Este riesgo es alto incluso si se cuenta con equipos redundantes. Tiempo atrás me tocó instalar monitoreo M2M en unos equipos de climatización de una sala. El cliente estaba orgulloso porque esos equipos eran redundantes y si fallaba uno el otro se hacia cargo inmediatamente. Cuando hicimos la instalación nos dimos cuenta que el equipo principal había fallado días atrás y que estaban operando con el equipo secundario, sin que nadie lo supiera. En otras palabras, estaban sin respaldo, y no lo sabían.
  • Ingreso de agua a la sala. 
Los que llevamos muchos años relacionados con el mundo de las tecnologías de información en Chile, aún recordamos la inundación de los servidores de la Empresa Nacional de Computación (ECOM) causados por una salida del río Mapocho. Ese desastre puso sobre la mesa la importancia de las condiciones físicas de las salas de servidores, e hizo que muchas empresas reubicaran sus salas de equipos.



Entre ellas un importante banco que movió su sala de servidores al décimo piso de su edificio central, para descartar completamente la posibilidad de inundación. Al poco tiempo de operación, sufrieron... una inundación en la sala de servidores!

Una cañería rota fue la causante.
  • Fallas en el suministro de energía eléctrica.
Actualmente es prácticamente un estándar que las salas de servidores críticos cuenten con fuentes de energía de emergencia, tales somo bancos de baterías y grupos electrógenos, para asegurar el funcionamiento continuado aunque se produzcan cortes del suministro de la red.

Sin embargo, en mis muchos años dedicado a habilitar sistemas M2M he coleccionado numerosas "anécdotas", como el caso de una empresa que sufrió un corte de energía y el grupo electrógeno se activó inmediatamente. Al poco rato regresó la energía y todo volvió a la normalidad. Todo, excepto el grupo electrógeno, que no detectó el regreso de la energía y siguió funcionando. Al cabo de unas horas se agotó el combustible y la sala de servidores se quedó sin energía repentinamente, provocando un corte de servicio totalmente inesperado e innecesario.

M2M al rescate.

M2M provee una solución simple y fácil de implantar a estos desafíos:
  • Medición permanente de temperatura y humedad en distintos puntos de la sala de servidores, con alarmas cuando estas variables salen del rango normal.
  • Detección de activación y detención de equipos de climatización, con avisos cuando se activa el equipo de respaldo.
  • Detección de presencia de agua en el piso falso, con alarmas a celulares y activación de señales sonoras y de luces en la sala de guardia.
  • Detección de cortes de energía y desbalance de fases en el suministro eléctrico.
  • Avisos de activación y detención del grupo electrógeno. 
  • Avisos de regreso de energía de red y no detención del grupo electrógeno.
  • Medición del nivel de combustible del grupo electrógeno.
  • Y otras variables como puertas abiertas, detección de humo, etc.

En resumen, M2M nos puede ayudar a detectar de inmediato cualquier contingencia, permitiéndonos reaccionar con rapidez y asegurar la continuidad operacional de nuestros sistemas.

Y de esa manera trabajar tranquilos, estemos donde estemos...



Que tengan una buena semana.