lunes, 17 de noviembre de 2014

La energía mueve al mundo...

Vivimos en una sociedad que es cada vez más dependiente de la energía, especialmente de la energía eléctrica. 

La suspensión no programada del suministro de energía equivale a la detención de la producción, grandes pérdidas de productividad y eventualmente el daño de maquinarias y equipos.

Para evitarlo, muchas empresas cuentan con grupos electrógenos (GE) que entregan energía eléctrica en caso de falla en el sistema externo. 

Esta semana veremos el rol que puede tomar M2M para asegurar la continuidad operacional de los grupos electrógenos.

Cómo operan los GE?

Los grupos electrógenos generan electricidad mediante un motor de combustión interna alimentado por diesel. Normalmente son activados por un Tablero de Transferencia que detecta automáticamente la pérdida de suministro eléctrico en la red externa y comanda al grupo electrógeno para que encienda el motor y comience a generar energía, la que es entregada al sistema mediante el mismo tablero de transferencia.

Cuando retorna la energía externa, el Tablero de Transferencia detecta esta condición y reconecta la red externa, desconectando el grupo electrógeno y dejándolo en espera de un nuevo incidente.


Desafíos que presentan los GE:


  • Deben contar siempre con una cantidad suficiente de combustible. Y para ello no basta con medir manualmente el nivel de estanque. Todos sabemos que el robo de combustible es una práctica generalizada y los estanques de grupos electrógenos son candidatos ideales. Imaginen lo que puede suceder si estamos confiados en nuestra medición manual semanal y justo ayer extrajeron la mitad de combustible de nuestro estanque.
  • Deben estar en condiciones de operar:
    • Necesitan que la temperatura de agua y aceite estén dentro de ciertos rangos de operación, para lo que tienen calefactores que mantienen esa temperatura. Nos ha tocado ver casos de grupos electrógenos que no se activaron porque un calefactor no estaba operativo.
    • Deben estar en modo automático. Meses atrás participé en la pruebas iniciales de un sistema de monitoreo de grupo electrógeno. Una vez que todo estuvo instalado, se simuló un corte de energía externa y ante la sorpresa de todos, el grupo electrógeno no se activó. La causa del problema: en un mantenimiento preventivo realizado semanas antes, el técnico olvidó pasar el grupo de 'manual' a 'automático' 
  • Si el Tablero de Transferencia no se da cuenta que regresó la energía externa, el grupo seguirá operando hasta que se acabe el combustible y las instalaciones se queden sin energía, a pesar de haber vuelto el suministro.
  • Conocer la cantidad de horas en operación, para planificar adecuadamente el mantenimiento.
  • Conocer oportunamente si el grupo electrógeno presenta alguna indicación de falla interna, sin tener que esperar la próxima visita de mantenimiento preventivo.


Cómo puede ayudar M2M?

Un equipo remoto M2M puede monitorear todas las condiciones de estado y operación de un grupo electrógeno, ayudándonos a asegurar que esté siempre en condiciones de operar:
  • Monitoreo del modo de operación (manual o automático).
  • Medición del nivel de combustible.
  • Medición de temperatura de agua y aceite.
  • Monitoreo de presión de aceite.
  • Contabilización automática de tiempos de operación.
  • Monitoreo de indicaciones de falla y alertas generadas por el computador del grupo electrógeno.
  • Medición de las corrientes, voltajes, frecuencia y otras variables eléctricas que pnos permiten comprobar que el grupo está generando adecuadamente.
  • Verificar que efectivamente se ejecuten las partidas semanales en vacío, programadas para comprobar que el grupo esté en condiciones de operar.


En resumen, un grupo electrógeno parece algo simple y automático, pero al conocerlo en más detalle, nos damos cuenta que hay muchos factores a tener en cuenta para asegurarnos que operen siempre que sea necesario. Y una vez más, M2M nos puede ayudar a conseguirlo.

Les deseo que tengan una buena semana.